viernes, 5 de julio de 2013

Castro de Santa Tegra (A Guarda-Pontevedra), 07-06-2013.

Castro de Santa Tegra (A Guarda-Pontevedra). La situación del Castro de Santa Tecla, responde a planteamientos de tipo estratégico. Por una parte, ocupa la zona más elevada del monte desde donde se controla una gran extensión de costa, y toda la desembocadura del río Miño. Las pendientes de la ladera de un 25% a un 50% sirven de defensa natural desde las que sería fácil organizar la defensa del poblado. Por otra parte, tanto las tierras cultivables, como las zonas de pesca o marisqueo del río o mar, no están a más de dos Km. (entre 30 y 60 minutos andando), por consiguiente prima más el carácter estratégico-defensivo que el económico. El recinto amurallado del Castro, corresponde a época probablemente romana, ocupa una extensión aproximada de 700 m. de largo en dirección Norte-Sur, por 300 m. de ancho en dirección Este-Oeste. Es uno de los castros tardíos de mayores dimensiones del Noroeste. Existen dos puertas de entrada conocidas, una por el Norte, y otra por el Sur -según Calvo y Mergelina-, aunque en realidad, esta última está situada en el Sureste, posiblemente exista una tercera por el Sur. Aparentemente, en la zona excavada del poblado parece existir un urbanismo caótico, esto es así en cierto sentido; pero con una observación más detallada, se aprecian ciertos elementos racionales y comunitarios. Aparecen pequeñas plazas y calles estrechas, algunas de ellas enlosadas, que separan grupos de construcción. Varias de estas calles utilizan escaleras para salvar las pendientes. Otros elementos, como los muros de contención de tierras, concheros, o basureros, nos hablan de la existencia de un urbanismo; primitivo, pero urbanismo a fin de cuentas. Antonio de la Peña Santos, va más lejos, en la campaña de excavaciones de1987 nos habla de "... urbanismo indígena, constatando la presencia de un concienzudo y minucioso trabajo de planificación previo a la edificación del poblado." Predominan las construcciones circulares, en bastantes casos con vestíbulo, pero también se testimonian construcciones de plantas ovales y cuadradas; estas últimas debidas, seguramente al influjo romano. A pesar de que ciertos autores calificaron algún vano de ventana, parece ser que las construcciones del Castro de Santa Tecla, como todas las del Noroeste, no tenían ventanas. La única ventilación se efectuaría a través de la puerta. Estas pueden aparecer con umbrales y dinteles decorados con los motivos típicos del área meridional de la cultura castreña. A pesar de la ausencia de datos estratigráficos, la arquitectura hoy visible corresponde en su gran mayoría a un momento de influencia o dominio romano. http://www.aguarda.com/museo/castro/castro.htm

martes, 2 de julio de 2013

Iglesia de San Martiño de Moaña (Pontevedra), 24-06-2013.

Iglesia de San Martiño de Moaña (Pontevedra). La Iglesia de San Martiño de Moaña presenta planta de cruz latina, cubierta de falsa bóveda y torre lateral. Su estructura original fue modificada en el siglo XVIII. Como consecuencia de ello perdió su primitivo ábside románico, pero conserva todavía la nave románica y una interesante portada del siglo XII. Sobresale en la referida portada el tornalluvias que aparece sostenido por dos altas columnas de fuste monolítico. En el tímpano hay una curiosa representación de San Martiño, quien aparece acompañado de san Emiliano, san Bricio y otros dos santos. Sobre los arcos que los acogen figuran los nombres de los santos. Son también muy destacables los canecillos dispuestos bajo el alero así como los dinteles de las dos puertas laterales. http://www.turgalicia.es/ficha-recurso?cod_rec=6000&ctre=31

Santuario y Castro de Monte do Facho (Cangas do Morrazo-Pontevedra), 24-06-2013.

Castro y Santuario de Monte do Facho (Cangas do Morrazo-Pontevedra). La palabra "facho" significa en gallego antorcha, y el término "donón" era una palabra celta que significaba recinto de piedra. El Monte do Facho se sitúa en la parroquia de Donón en la llamada Costa de la Vela o Soavela, a escasa distancia del punto más occidental de la península do Morrazo, el Cabo Home. Su magnífico emplazamiento geográfico y estratégico hizo que desde remotos tiempos estuviera habitado por varias civilizaciones. Sus escasos 160 m sobre el nivel del mar, no son problema para que desde el alto se pueda divisar todo un mundo: desde Cabo Silleiro en Baiona, pasando por toda la bocana de la Ría de Vigo, las Islas Cíes que aparacen desde aquí a tiro de piedra, la Ría de Pontevedra con las Islas Ons, toda la Costa de la Vela, Finisterre y sobre todo la inmensidad del Océano Atlántico. No es raro, por tanto, el emplazamiento de antiguos poblados y también por su encanto natural, de templos religiosos. Una vez llegado a los pies del promontorio veremos una calzada de piedra centenaria por la que se asciende hasta lo alto. En ella se aprecian las roderas de los carruajes sobre sus piedras. Arriba veremos las excavaciones del poblado castreño llamado Beróbriga. Se pueden apreciar casi cincuenta viviendas circulares, de las cuales unas cuantos adquieren medidas inusuales de entre cinco y siete metros de diámetro y sobre todo un sinfín de piedras derramadas por toda la ladera provenientes de las viviendas y murallas que rodeaban el recinto. Se dice que incluso antes del poblado castreño se situaba uno mucho más antiguo , quizás del siglo X al VII a.C. habitado por los pueblos de las comarcas llamados Helleni, cuya extensión era gigante, pero del que no quedan casi vestigios. Posteriormente, fue habitado por los pueblos castreños desde el siglo IV al I a.C. aproximadamente. El abandono del castro se produjo sobre el siglo I a.C. debido a la marcha de sus pobladores a otros emplazamientos más "cómodos" para la caza y la pesca. Ya en el siglo II vendrían los conquistadores romanos que no serían capaces de que la población lugareña dejara de adorar a su dios ,llamado Bero Breus, después de más de cuatro siglos. Asociado a esta divinidad surgió aquí, sobre el siglo III, lo que fue uno de los templos de peregrinación religiosos más antiguos de la Península, semejante sólo a otros distribuidos por zonas atlánticas y con influencias celtas. Así lo testifican las 174 aras encontradas dedicadas al dios Bero Breus, que hasta el momento de la excavación era desconocido. Se trata pues de un lar o dios local. Las aras eran ofrecidas al dios por los peregrinos y eran subidas por el penitente hasta lo alto de la cumbre. Una vez allí eran puestas frente al gran océano azul. Fue tal la cantidad de aras, que se hizo necesario incluso un relleno de la parte más alta de la cima. El objetivo de este esfuerzo era pedir por la salud, como así lo atestiguan las inscripciones de las aras, que todas rezaban el siguiente texto en latín: "Deus lari Berobreo aram posuit pro salute". Su número masificado hizo que las aras fueran altas y estrechas y su aspecto contenía un gran influjo prerrománico. La existencia del templo es atestiguada por los hallazgos de unas columnas pero sabemos de su existencia por ese "bosque de aras" descubierto. La mayoría de estas aras pueden verse en la actualidad en el Museo Arquológico de Vigo situado en el Pazo de Quiñones de León, en Castrelos. La influencia del templo llegaba a casi todo el Noroeste Peninsular. Este centro espiritual fue descubierto por los arqueólogos José Suárez y Thomas Schattner. En lo más alto de la cumbre existe una garita de vigilancia, circular, con muros y bóveda de piedra. Aunque su aspecto actual corresponde al S. XVIII, sus bases forman parte de un antiguo faro romano o quizás prerromano, que formaba parte del sistema de aviso defensivo costero. En él se hacía una hoguera de paja mojada (“facho”) para producir una gran nube de humo y poder ser divisada desde muchos puntos de la costa galaica. Nos encontramos, pues, ante un impresionante conjunto histórico datado con cierta seguridad, desde el siglo X a.C. y que perduró hasta el siglo IV d.C. Ni más ni menos que 1.400 años de asentamientos, tanto civiles como religiosos. El área de Monte Facho y Cabo Home se encuentra catalogado como “Espacio Protegido dentro del Espacio Red Natura 2000” y últimamente se está hablando de su posible inclusión dentro del “Parque Nacional das Illas Atlánticas”. http://www.galiciamaxica.eu/Sitios/PONTEVEDRA/Monte%20Facho.html