domingo, 18 de enero de 2015

El Pasatiempo de Betanzos ( A Coruña), fotos de 2007.



































El Pasatiempo de Betanzos ( A Coruña). La construcción de este jardín se inicia entre 1893 y 1895, siendo diseñado y costeado por D. Juan García Naveira. Fue concebido como parque enciclopédico, al modo de la época, en donde se ven plasmadas las vivencias que este "indiano", emigrante a América, adquirió en sus numerosos viajes; consiguiendo convertirlo en un vehículo de comunicación cultural con sus conciudadanos. El parque se extendía por unos 90.000 m2 e integraba: edificios, esculturas, jardines...Presentaban dos partes bien definidas: los jardines, que con 80.000 m2 cubrían toda la zona baja y llana del conjunto; y el núcleo plástico de unos 8.000 m2, distribuido en diferentes niveles, aprovechando la inclinación del terreno. El tiempo empleado en su edificación, fue, por tanto, necesariamente dilatado, con periodos de baja actividad, como entre 1908 y 1912 ó de 1914 a 1918. El conjunto creció poco a poco, como si de un organismo vivo se tratara. Aunque en 1914 estaba prácticamente configurado, D. Juan siguió comprando nuevos terrenos y añadiendo ideas. Independientemente del transfondo social, intelectual y espiritual que representaba el Pasatiempo, tenía, también, un fin eminentemente económico, destinado al beneficio de las clases más desfavorecidas de Betanzos. Así proporcionaba trabajo a los desocupados y, rentabilizaba dinero al Asilo García Hermanos. A través de un paseo arbolado se llegaba a la puerta principal. Lo primero que encontrábamos era la Casa-Taquilla, donde se poda adquirir el billete de entrada y postales del parque. Siguiendo por ´”La Avenida de los Emperadores”, cuyo nombre venía de los bustos, en mármol, de emperadores romanos sobre pedestales de cemento que la jalonaban, podíamos ver la Fuente de las Cuatro Estaciones. En esta zona, hoy desaparecida, el agua era la protagonista y un gran estanque ocupaba la parte central; era el denominado “Estanque de los Papas”, porque la balaustrada que cerraba y recorría el perímetro, consistía en una colección completa, hecha en cemento, de todos los Papa, desde San Pedro a Pío X. En su lugar hoy en día está situado el campo de fútbol de la ciudad. Numerosas fuentes como: la de Neptuno, la de la Industria y el Progreso, la de Florentina...; un parque zoológico, el Jardín Dormitorio(copia en mirto del propio dormitorio de D. Juan y su esposa) y otros varios elementos, constituían el atractivo de este lugar del jardín. La otra parte se extendía por la ladera de la colina en cinco niveles, y es la que actualmente se conserva. Tenía un fin eminentemente didáctico, para lo que se utilizaron relieves y escultura, de ahí el apelativo de "Parque Enciclopédico". En la década de 1920 el Pasatiempo era citado en numerosas guías turísticas europeas como parada obligada de viajeros y peregrinos. Sin embargo, es a partir de 1930 cuando empieza su deterioro. El motivo principal fue que D. Juan no dejó estipulada la continuidad del parque en su testamento, pero, también, el estallido de la Guerra Civil y sus consecuencias en los años de postguerra. El paro, el hambre y la especulación eran un mal generalizado en la sociedad de la época, lo que propició el expolio y deterioro de muchas piezas. El paso de los años hizo que la maleza y la vegetación se fueran apoderando del recinto, ocultándolo, prácticamente, hasta que en 1986 el Ayuntamiento de la ciudad compró estos terrenos, momentos en el que comenzó a renacer. Para los ancianos volvieron los recuerdos y para los jóvenes la sorpresa. Aunque el esplendor de antaño es imposible de igualar, el Pasatiempo vuelve a definirse como un espacio de ocio en el que sus visitantes pueden gozar de la magia y el misterio que ya ofrecía hace cien años. Información de http://www.betanzos.net/