martes, 10 de mayo de 2011

Castro de Fazouro (19-03-2011)

El castro de Fazouro es un antiguo poblado situado en el término municipal de Foz (Lugo). Ha sido datado entre los siglos I y III d. C., siendo el único que se conserva en la costa cantábrica gallega.Está abierto al público y su entrada es libre.

domingo, 1 de mayo de 2011

Tierras de O Incio (Lugo) 30-04-2011





Salida de A Coruña a las 8:00. Primera Parada: Castro de Bermún. Pequeño castro aún habitado en nuestros días. A las 11:00 visita guiada por Gonzalo Meijide, arqueólogo que formó parte del equipo de excavaciones, del castro de Formigueiros, también llamado “Castro do Couso”(***). Apuntar también que en las excavaciones se encontraron interesantes grabados, curiosamente de peces y un sorprendente laberinto en una gran losa de pizarra. En la misma zona y a escasos metros se encuentra la necrópolis de Santa Mariña(***), formada por más de 40 túmulos funerarios. Algunos se pueden ver porque fueron expoliados en el pasado. Sorprende que coincida en la zona esta gran necrópolis y muy próximos tres castros.



Para finalizar la mañana, nos acercamos a Santa María do Mao. Esta iglesia presenta una interesante curiosidad y es que está rodeada de un pórtico cubierto, y allí tiene su cementerio. Más sorprendente es que está en activo. Nos acercamos a comer a Oural. Muy bien.
Por la tarde, fuimos al embalse de Vilasouto. Visitamos su iglesia en ruinas, que dejaron así porque se preveía que iba a quedar cubierta por las aguas. Y después nos acercamos a ver los petroglifos que hay a las orillas del embalse, pero casi no los pudimos ver porque estaban cubiertos por el agua. Continuamos a Hospital do Incio para ver la iglesia de San Pedro Fiz(***). Nos sirvió de guía el guardés que nos facilitó mucha información y sabe muchas anécdotas sobre la iglesia.





Última visita al balneario de Ferreiría(*). Dimos un paseo por la localidad para hacer tiempo a que llegase la encargada del balneario, que nos acompañó para abrirlo e informar sobre cualquier tema concerniente al mismo. Degustamos su agua pero acabamos parando en Cruz do Incio para sacarnos el mal de boca que nos quedó.